Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Opinión’ Category

LAURA MEDINA ALEMÁN

Me pregunto si a nuestros padres y abuelos les surgirían dudas como la que se me plantea. Vivimos en una sociedad acomodada, disponemos de todo lo necesario para ser feliz, sin embargo: ¿son los jóvenes de hoy en día más felices?

Desde mi perspectiva, no. Cierto es que disponemos de más oportunidades en todos los aspectos: para expresar lo que pensamos, para poder decirdir lo que queremos llegar a ser, para estudiar y viajar, para en definitiva hacer lo que para nosotros sea más conveniente. En cualquier caso, esa accesibilidad a todo, nos está convirtiendo -contradictoriamente en seres más desdichados-. Esa insatisfacción viene dada por el hecho de que siempre queremos conquistar metas más y más elevadas. Se trata de una carrera a contrareloj en la que ponemos todas nuestras energías y a la que a veces no llegamos.  Entonces aparecen las frustaciones.

Estamos insatisfechos con todo, pero es especialmente llamativa la infelicidad a nivel sentimental. Tal vez sea mi percepción, pero desde hace algún tiempo puedo observar como las parejas se rompen con una facilidad pasmosa. Esta claro que son los muchos los factores sociales que nos han llevado a esta situación. Sin embargo, percibo como la gente no está dispuesta a luchar. Ya no es como antaño cuando se daba todo por el ser amado.  Parece que los jóvenes se cansan, ¡se cansan  incluso de amar!

 

Imagen Google

Imagen Google

 

 

Ser un/a freelance, o lo que es lo mismo, no vincularse sentimentalmente; estar pero no estar;  romper con el romanticismo y vivir la vida sin compromisos es lo que parece que rige a la hora de “entablar” -si se puede llamar así- una relación. Pero no nos engañemos, lo que estamos haciendo es librarnos de las responsabilidades que supone un compromiso sentimental. Es probable que  el homo sapiens esté en pleno proceso de cambio, un proceso que nos lleva a – en plena era de las comunicaciones- transformarnos en seres más introvertidos y reprimidos en sus emociones. Somos más vulnerables que nunca, o eso se percibe. Quizás, tomamos a las redes sociales como nuestra coraza y único medio para abrirnos a los demás, eso siempre y cuando no se pretenda un esfuerzo superior al previsto.  

Los patrones de conducta evolucionan, como también los valores por los que se guían las sociedades. La libertad en su sentido más amplio, puede que tenga parte de culpa en toda esta situación. Los jóvenes deseamos vivir al cien por cien y no queremos que bajo ningún concepto se nos prive de nuestra condicion de libertad. A las generaciones pasadas, les costó mucho conquistar esa libertad y sufrieron las consecuencias de esa represión. 

Es propable que no piensen como yo, pero… ¿negarse al amor y a la infelicidad de no amar y ser amado no es una forma de reprimir esa libertad?

Abre el debate

¿Qué tienes que decirnos al respecto?

Anuncios

Read Full Post »

LAURA MEDINA ALEMÁN

En 2006 la Ley Antitabaco entró en vigor en España. Por aquel entonces se hablaba de una de las leyes más restrictivas en toda Europa referidas al tabaco. Hubo, como en todas las cosas, sectores de la sociedad que estuvieron en desacuerdo con la misma, pero también hubo quien la acogió de buen agrado. No obstante y a pesar de que en los centros oficiales, lugares de trabajo, muchos bares y cafeterías ya no hay ceniceros en donde ahogar el humo de los cigarros, todavía queda mucho por mejorar.

A pesar de todo lo bueno que ha traído consigo esta ley, todavía priman en un mayor porcentaje los derechos de los fumadores que los de los no fumadores. Todavía parece que los no fumadores, tienen que vivir subyugados al derecho que tienen los fumadores de fumar un cigarrillo. No es lógico y poco cívico, que una persona que no fume tenga que ver limitado el acceso a determinados establecimientos, sólo porque no tienen en ese local un espacio para no fumadores.  Como tampoco es coherente que una persona entre un establecimiento -dígase discoteca o pub-  y al salir de éste,, compruebe como toda su ropa desprende un horroroso olor a humo. Eso podría considerarse, incluso, como algo secundario si tenemos en cuenta todos los efectos que conlleva convertirse en fumador pasivo.

Parece que en este mundo cada vez menos cívico, ya no es posible irse a tomar una copa sin quedarse, como se dice coloquialmente, “apestando a humo”.  Lo verdaderamente preocupante son lo que esta situación genera en la salud de las personas que no fuman: irritación de ojos,  tos, dolor de garganta (lo menos grave) e incluso cáncer de pulmón y mama, así como posibles enfermedades cardiovasculares. Según estudios realizados el humo que respiramos desde nuestro rol de fumador involuntario, es mucho más contaminante que el que puede llegar a inhalar cualquier fumador activo. La verdad es que los niveles de nicotina son más elevados en este aire expulsado por los fumadores.

Y mientras los pulmones de los que se niegan a rendirle pleitesía al tabaco, se van deteriorando cada vez más, siguen anteponiéndose los intereses económicos. Es evidente, que el campo de la hostelería es un negocio confeccionado para sacar beneficio. No obstante, no es justo para la sociedad que muchos locales en su afán por no perder clientes, se declaran local de fumadores, porque siempre será más fácil que seguir manteniendo a los no fumadores. 

¿Hasta cuándo habrá que aguantar estos malos humos? Sea mucho o poco, ojalá la comunidad alcance un compromiso en el que todos ganemos, sobre todo porque hablamos de salud y con eso sí que no se puede jugar.

 

Read Full Post »

MARTA M. L., posible becaria de Wyoming

El sueldo medio ronda entre los 200 y los 500 euros, y dependiendo de la empresa existen más o menos pruebas de selección (desde tests psicotécnicos hasta cuestiones de actualidad o preguntas de valoración psiquiátrica).

Por poner un ejemplo, centrémonos en los medios de comunicación. Redactores, locutores, diseñadores gráficos, etc. toman sus vacaciones en verano y son los becarios quienes los sustituirán.

En una conocida cadena de radio se convocan las pruebas de selección para trabajar ese verano. Universitarios de toda España envían su currículum a la central, a Madrid.

Primera prueba: selección de currículos. Llegan a la cadena alrededor de 800, se desechan unos 300. Motivo: en vez de tener dos licenciaturas el universitario tiene sólo una, o a lo mejor sabe hablar inglés pero aún no ha tenido la oportunidad de desenvolverse con el chino (cada vez más de moda).

Desde recursos humanos se envía un correo electrónico a los seleccionados… Si has olvidado señalar tu correo electrónico en el currículum, ellos olvidarán avisarte también. Te dan una semana de plazo para prepararte a bocajarro el test de actualidad: 50 preguntas (no tipo test) sobre quién es el presidente de la conchinchina o cómo se llamaba la hermana de la prima de la amante del ex-gobernador de California de hace diez años.

Una vez medianamente superado, el departamento de Recursos Humanos se estira y llama por teléfono a los elegidos: “una prueba de locución y una entrevista personal, muchas gracias”. Los nervios a flor de piel. Te enseñan el edificio; “aquí podría trabajar yo”, piensas deseoso de cobrar 200 euros… Te sientan en un estudio. Cinco. Cinco personas te entrevistan al mismo tiempo: tres preguntan, el resto observan y apuntan. Psicólogos tal vez.

Los nervios a flor de piel. Te equivocas y sonríes. Te vuelves a equivocar y sonríes. Te ahogas. Dos licenciaturas, cuarenta cursos de humanidades, tres idiomas, programas informáticos… toda una vida de estudio…

Te dicen: “si llamamos dentro de tres semanas bien, si no nada”. No llaman si no te cogen. Llaman si te cogen. “200 euros”, piensas. Recuerdas que el piso en el que vives de alquiler -porque eres estudiante- te cuesta el doble de lo que te van a pagar por un trabajo en el que has tenido que pasar tres pruebas diferentes de selección.

Pasa la primera semana: no te llaman. Pasa la segunda: llaman a conocidos, no te llaman. Pasa la tercera: comienzas a preparar las pruebas para otro medio. Te desesperas. Recuerdas: 200 euros, dos licenciaturas, cuarenta cursos de humanidades, tres idiomas, programas informáticos… toda una vida de estudio…

Entonces llegas a casa y pones la televisión. Lo que más te hacía falta para seguir adelante: ver la broma del grandísimo Wyoming.

 

Vea la broma de Wyoming:


Read Full Post »

Lo que nos dejó 2008

LAURA MEDINA ALEMÁN

A tan sólo dos días para que despidamos el 2008, diario FdC quiere hacer un viaje al pasado, a todo lo que ha dado de sí este año que se nos escapa de las manos. Un año cargado de actualidad informativa; un año en el que como todos los años ha habido alegrías, pero también muchas tristezas.

Nos remontamos a principios de año cuando la ciudad italiana de Nápoles era inundada por la basura que se acumulaba en las calles, a causa de la mala gestión de la administrativa, así como, de la presencia de la Camorra. Luego llegaría la subida al poder de Raúl Castro -tras haber sido elegido por la Asamblea Popular de Poder Popular de Cuba- sustituyendo así a su hermano,Fidel; la independencia de Kosovo y la proclamación de Medvédev como actual presidente ruso.

Abril nos traía aires de protestas, las que tuvieron lugar en el Tíbet contra el gobierno chino y donde los tibetanos seguían reivindicando la independencia de China. Ni la antorcha olímpica se pudo librar en su viaje hasta el país de la Gran Muralla de los altercados producidos en apoyo a esas protestas en ciudades como Londres.

El verano se presentó revuelto. El “no” al Tratado de Lisboa por parte de los irlandeses, puso nervioso a más de un diplomático europeo e hizo tambalear la solidez de la UE. Sin embargo, en julio la opinión pública se emocionó con la liberación de Ingrid Bethancourt después de seis años secuestrada por las FARC.

Sin duda, uno de los días más fatídicos de todo este año fue el 20 de Agosto. Aquel día el epicentro de la tragedia se localizó en Madrid. El aeropuerto de Barajas sintió la catástrofe con el accidente del MD-82 de la companía Spanair y con destino Canarias donde murieron 154 personas. Sin lugar a dudas, éste fue un hecho que entristeció los Juegos Olímpicos celebrados en Pekin. Evento en el que China desplegó toda su creatividad y hospitalidad, mostrando  al mundo todo el potencial que tiene por explotar.

El último trimestre ha transcurrido entre la tan temida crisis financiera que afecta a nivel internacional, las tan nombradas elecciones en EEUU y el triunfo de Obama, además de los recientes ataques terroristas en la India…Parece que estos últimos acontecimientos, junto con  la ofensiva israelí contra Hamás no hace prever un año 2009 halagüeño. Sólo el curso de los acontecimientos nos lo desvelará.

La tragedia de Barajas una de los acontecimientos más tristes de 2008

La tragedia de Barajas una de los acontecimientos más tristes de 2008

Read Full Post »

abelgalois.blogspot.com

abelgalois.blogspot.com

 

 

ÁNGELA PALOMA MARTÍN

Anoche la casa estaba en silencio. Me encanta disfrutar de esa armonía mientras paseo por ella, mientras cierro cada puerta y la preparo para la noche. Eran aproximadamente las 12 cuando empecé mi ritual literario. Entre palabras impresas me gusta perderme cada noche antes de conciliar el sueño. Es una aventura mágica e intensa que no cambiaría jamás…

 

“Ébano” lo trazó la pluma de Ryszard Kapuscinski (1932-2007), un polaco  dedicado por entero al periodismo y al reporterismo a pesar de haber estudiado arte e historia. Cubrió las guerras del África entre los años 50 y 60 y en este libro cuenta algo más de lo que ocurrió, quizás lo que no cabía en su periódico, en los espacios designados para sus crónicas. Cuenta muchas cosas, muchas. Muchas cosas que no sólo deberían saber aquellos discípulos que lo leen, sino la sociedad entera.

 

Hace poco asistí a un seminario sobre “Defensa y Seguridad”. Allí hablamos del poco conocimiento de la opinión pública acerca de la política internacional, de las guerras que, muchas veces por intereses económicos, no se cuentan. También hablamos de la poca formación periodística que se ofrece, de la escasa especialización. Es por ello quizás, y también por el poco espacio que se ofrece en los medios de comunicación, por lo que existe una brecha en este conocimiento.

 

Anoche, perdiéndome entre las palabras de “Ébano”, caí en la cuenta de algo. Me sorprendió la rotundidad de una página en concreto. Algo que se sabe pero pocas veces le damos importancia. Algún que otro reportaje se ha emitido. Algún que otro documental también. Pero somos ciegos. Hacemos caso omiso. ¿No llegamos a darnos cuenta de la magnitud de la situación sencillamente porque vivimos en “otro mundo”? Estas son parte de las palabras que formaban esa página…

 

“Pues bien, en África los niños llevan años, muchos, mucho tiempo, matando a otro niños, y en masa. A decir verdad, las guerras contemporáneas que se libran en este continente son guerras de niños.

               Allí donde los combates se prolongan desde hace décadas (como en Angola o Sudán), la mayoría de adultos ha muerto hace ya tiempo, por el hambre o las epidemias; quedan los niños, y son ellos los que continúan las guerras. En el sangriento caos que arrasa diferentes países de África, han aparecido decenas de miles de huérfanos, hambrientos y sin techo. Buscan quien los alimente y acoja. Allá donde hay ejército es donde resulta más fácil de encontrar comida, pues los soldados son los que más oportunidades tienen para conseguirla: en estos países, las armas no sólo sirven para combatir, también son un medio de supervivencia, a veces el único que existe.

               Niños solos y abandonados van allí donde se estacionan las tropas, donde hay cuarteles, campamentos y etapas. A fuerza de ayudar y trabajar, acaban formando parte del ejército: son “hijos del regimiento”. Reciben un arma y no tardan en pasar por el bautismo del fuego.”

 

Ryszard Kapuscinski

Read Full Post »

Theslogan magazine

Theslogan magazine

 

ÁNGELA PALOMA MARTÍN

Recuerdo mis primeros años de estudiante cuando aún no tenía Internet en el piso en el que vivía. Nos organizábamos nuestros horarios de estudio, las comidas, cuándo hacer la colada y limpiar, cuándo salir y, por supuesto, cuándo ir a casa a visitar a la familia y a l@s amig@s. Pero todo cambia. Las compañeras, los hábitos y las formas de vida, las costumbres e incluso el propio piso. Antes solíamos ver los informativos de la televisión mientras cenábamos. En el descanso, fregábamos los platos (o la “loza”, como bien decía una gallega…). Y después, nos apalancábamos en el sofá para disfrutar de la serie del día. Antes hablábamos más por la casa, se notaba que había vida en ella. Es cierto que no teníamos Internet. Pasábamos más horas en la Universidad para aprovecharlo al máximo ya que prácticamente todos nuestros apuntes estaban (y están) ahí. También la entrega de trabajos y prácticas y las relaciones con el profesorado eran (y son) mediante este soporte digital.

 

Cinco años después todo ha cambiado. Necesitamos Internet, casi casi, 18 de las 24 horas del día para llevar a cabo la carrera, para estar comunicados con los profesores, con los compañeros de clase y de trabajos, con los amigos y con la familia, para poder mantenernos informados de cuanto acontece. Necesitamos Internet para consultar fuentes y tener una visión global de lo que estamos realizando cuando llevamos a cabo nuestros trabajos finales. En esta web 2.0 los servicios han aumentado, se ha convertido en una majestuosa enciclopedia, han aumentado los blogs informativos, los portales de relaciones sociales, la comunicación multimedia, los periódicos digitales. Ahora es una fuente ágil y flexible. Pero con una brecha importante,: el retraso de las telecomunicaciones.

 

Ahora en casa reina el silencio. Mi nueva compañera de piso, que tiene cinco años menos que yo, me manda correos electrónicos cada vez que quiere decirme algo curioso sin importancia, según dice ella, para no molestarme ni distraerme. Cuando es algo importante, rompe esa norma que la ha hecho suya. Aquí apenas se enciende la televisión. Sólo para ver el informativo. Si alguien visita nuestra casa, nos encontrará a cada una aparcadas en nuestra silla, enfrente del escritorio con el ordenador encendido o con un bolígrafo en la mano… Ahora la comunicación entre nosotras se sitúa en la cocina mientras hacemos la comida, o en el pasillo, cuando nos encontramos para despedirnos al salir a la calle…

 

Por eso no me ha sorprendido leer el artículo que publicaba elpaís.com esta mañana: Los españoles ya pasan más tiempo en Internet que viendo la televisión

Read Full Post »

 

ÁNGELA PALOMA MARTÍN

He de confesar que veo poco la tele. Casi nada. Sólo, cuando estoy en casa, las noticias, el informativo diario. Suelo comparar las informaciones de las distintas cadenas, quizás por curiosidad, quizás porque me gusta sacar mis propias conclusiones, quizás porque yo lo viví un día y porque me dieron la oportunidad de gozarlo. De gozar el PERIODISMO. 

 

Esta noche, en un bloque de publicidad, cambié el canal. En cuatro, estaba Iñaki Gabilondo entrevistando a 16 jóvenes de entre 18 y 20 años en un instituto de FP de Madrid. Hablaban de sexo, de los anticonceptivos, de la importancia del embarazo, de la irresponsabilidad. Curiosa conversación. Cuando Iñaki ha preguntado que quién tenía un condón, todos han callado. (Pondría la mano en el fuego a que cada uno tenía uno en lo más recóndito de sus carteras).

 

Curiosa la rotundidad de una declaración. Uno de los chicos entrevistados confesaba, sin tapujos, que hoy en día el sexo importa poco, que ahora se liga en una discoteca “y si te gusta el rollo, pues te vas al lío” –  he aquí lo curioso, “en cualquier sitio”. Todos han intervenido cuando el periodista ha preguntado: ¿dónde es en cualquier sitio? “En la calle evidentemente no” – “¿Seguro?” – Sonreían sin timidez. Ha sido entonces cuando han empezado a enumerar: “en el coche, en los portales…”. Ellas también compartían la opinión de los chicos sobre la escasa importancia del sexo. Además, aseguraban que, ahora las chicas, pierden su virginidad cada vez más jóvenes: “algunas con 14 años, ¡incluso antes!”.

 

Según lo chicos entrevistados, harían abortar a sus novias, o sus rollos, o a sus líos si se quedasen embarazadas: “eso te jode la vida y te limita”. Las chicas discrepan. Una de ellas tendría al bebé; aseguraba que hay circunstancias, como son los casos de violación, pero que si es un error suyo “no tiene que pagarlo nadie”: “lo tendría sin duda”. La otra cara de la moneda, aseguraba que aunque hubiese sido un error, un descuido etc…, “abortaría”.

 

La entrevista no termina aquí, se extiende. Iñaki Gabilondo profundiza con los jóvenes sobre este tema que, en la actualidad, está en plena ebullición. Y es que es el desconocimiento y el alto número de abortos que se está registrando en nuestro país es el que hace saltar las alarmas. Según el informe del Ministerio de Sanidad y Consumo, durante el año 2007 se interrumpieron 112.138 embarazos de mujeres de entre 15 y 44 años, es decir, un 10% más que en el año anterior.

 

Entrevista de Iñaki Gabilondo en Cuatro

Read Full Post »

Older Posts »