Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Francia e Italia y la energía nuclear’

 

LAURA MEDINA ALEMÁN

Roma ha sido la ciudad escogida para suscribir el acuerdo intergubernamental  en materia de cooperación energética que Francia e Italia acaban de formalizar. Esta nueva alianza entre Sarkozy y Berlusconi ofrece un nuevo impulso a la energía nuclear, de la que Francia siempre ha sido partidaria y a la que Italia vuelve a reengancharse después de veintidós años de moratoria contra ella.

Y es que el pacto, que permitirá la construcción de cuatro centrales nucleares en Italia, todas ellas de 3º generación, así como, de cinco reactores EPR en Francia,  encuadra con la política energética que persigue Europa en los últimos tiempos.  Sin duda, se trata de un pacto que permitirá a Francia ofrecer su experiencia en la gestión de este tipo de energía a países menos experimentados como Italia; para Italia simboliza la apertura de una nueva etapa desde 1987 cuando, tras el accidente de Chernobil, decidió dar la espalda a la energía nuclear. 

Francia e Italia lo tienen claro con respecto a este tipo de energía. Pero parece que es la tendencia que ha también ha marcado la Unión Europea desde hace unos meses. La propia Comisión defiende, en su política para la UE hasta el 2020, el impulso tanto de la energía nuclear, como de las renovables. El propio presidente de la Comisión Durao Barroso hace unos meses señalaba la necesidad de que Europa  “dirigiese al mundo hacia una revolución posindustrial, el desarrollo de una economía con bajo uso de carbono.  También destacó la importancia de que se crearan nuevas políticas en materia energética.

 

Central nuclear de Ascó en España. Imagen Google

Central nuclear de Ascó en España. Imagen Google

 

 

Este contexto que se presenta tiene su razón de ser en varios factores. Por un lado, la alta dependencia de los países europeos al gas ruso; por otro, la crisis energética acontecida este invierno, cuando Rusia cortó el suministro a algunos países de la UE. Se trata de una dependencia que en el caso de Finlandia y Eslovaquia llega al 100% y en el de Alemania de un 40%. Por eso, la importancia de las buenas relaciones con Rusia, un país al que también le interesa esa amistad ya que el 25% de su PIB le viene dado por la energía.

Ya sea para asegurar el suministro energético; para que no se repita la crisis sufrida durante este invierno en Europa o para disipar esa fuerte dependencia del exterior, el caso es que los países de la Unión ya han comenzado a mover sus hilos. Los acuerdos que se acaban de producir entre Francia e Italia, así como el de hace unos meses entre Francia y Reino Unido, son sólo el síntoma de que el debate en torno a la energía está abierto. En cuanto más se desarrolle ese debate, surgirán nuevas dudas. Cuestiones como por ejemplo, la integración de políticas medioambientales con este nuevo camino por el que parece guiarse Europa y que nos redirige hacia la energía de los reactores y las centrales nucleares, en combinación de las denominadas “energías limpias”.

 Tu opinión también cuenta

¿Crees que Europa debe seguir esta dirección hacia la energía nuclear?

 

 

 

 

Read Full Post »